Toda ayuda es poca y hemos pensado que a todo aquél que quiera iniciarse en éste mundillo le vendría bien tomar nota de éstos consejos 🙂

  1.  TIEMPO. No es llegar y besar el santo, requiere una preparación previa (limpieza, preparación de la receta, comprobar el equipo, pesar ingredientes, hacer inventario, etc..). Por lo tanto entre el previo, el cocinado, el enfriado y la limpieza posterior, tranquilamente puedes estar entre 4 y 5 horas dependiendo de tu equipo y el espacio. Y una vez has terminado, toca esperar la fermentación un mínimo de 2-3 semanas para luego embotellar, que dependiendo de los litros que has hecho te pude llevar otro rato largo (limpieza de botellas, priming, etc..)
  2. ESPACIO. Cuanto más tengas, mejor. Yo en mi casa la hago en una cocina de 3 metros de largo por 1 de ancho y tengo que adecuar mi equipo a éste espacio, además necesitas mucho orden, preparación y tener las cosas muy claras porque tendrás menos capacidad de improvisación. Lo ideal es tener un garaje, una cocina grande, etc… En Lupulords también tenemos la Grainfather, un todo en uno que facilita muchísimo la tarea, y hacer que en espacios muy reducidos lo tengas todo perfectamente organizado.
  3. EQUIPO. Si, debes de comprar un mínimo de equipo. Por supuesto también puedes fabricarlo o comprar de segunda mano o que un conocido te regale algo que le sobra, y ese tipo de cosas. Pero si te vas a poner a hacer cerveza (seguro que si porque ésta historia engancha lo suyo) tienes que tener claro que como mínimo vas a necesitar: olla de macerado y/o olla de macerado/hervido + cubo de fermentación y airlock + fuente de calor + densímetro y tubo + termómetro + cuchara grande para remover y airear + producto de limpieza / desinfección + algo para enfriar el mosto  + chapador/chapas y botellas. Muchas. Empieza a guardar todas las botellas que te bebas y a limpiarlas y desinfectarlas bien porque te van a hacer falta. Reutiliza todo.
  4. LIMPIEZA. Quizás sea lo fundamental: tienes que limpiarlo todo antes y después de usarlo. Puedes usar productos comunes pero además tienes que usar algún “desinfectante” como StarSan u Oxi. Puedes tener los mejores ingredientes y la mejor receta y el mejor equipo pero como hayas vagueado o fallado en la limpieza, a la mierda la birra. Literalmente.
  5. CONOCIMIENTO. Pues si, tienes que estudiar un poco. Tienes que entender y familiarizarte con la terminología (IBU, EBC, Plato, Mash, …) y los procesos básicos (extracto, All Grain, Biab, Partial Mash, etc…) En internet hay un montón de información y también puedes comprar un libro para introducirte en el mundo de la elaboración. Cuanto más leas, más fácil y mejor saldrá tu primera birra. En otros videos iré explicando en detalle los procesos y comentaremos libros interesantes.
  6. RECETAS. Necesitas una receta detallada con los ingredientes que vas a necesitar y ajustada a tu equipo y los litros que quieres elaborar. Al principio lo mejor es buscar una básica (APA suele ser lo más sencillo) que ya esté probada y que funcione antes de hacer experimentos, y además tendrás ajustarla a tu equipo/litros. Hay infinitas en internet, puedes buscar recetas premiadas en concursos, clones de tus cervezas favoritas, etc..  También en algunos libros incluyen recetas. Consejo: te gusta la Anchor Liberty Ale? Pues busca en Google: “Anchor Liberty Ale clone recipe”. Es magia.
  7. INGREDIENTES. Malta, lúpulo, levadura y agua. Sencillo, ¿no?
  8. RIGOR. Parece obvio, pero es muy importante respetar los tiempos de cocinado, macerado, fermentación, las cantidades a usar, la temperatura de fermentación, etc… Al igual que la limpieza, si no respetas lo que exige el proceso o la receta puedes arruinar una cerveza, y es una pena tener que tirar 20 litros….Hay que ser muy muy muy meticuloso con todo. Un consejo importante: anota TODO lo que hagas; cuando quieras repetir te servirá de guía y mejorar fallos.
  9. EXPERIENCIA. Si, no tiene sentido hacer un decálogo sobre lo que debes saber antes de hacer cerveza en casa por primera vez y requerir experiencia…pero con esto quiero decir que no hay que desanimarse. La primera cerveza saldrá bebible, pero poco más. Y ahí te habrás enganchado, y empezarás a mejorar cada vez más los procesos, crear recetas propias y hacer cervezas más complejas.
  10. COMPAÑÍA (OPCIONAL). Si, júntate con amiguetes que también estén interesados. Hace que el proceso sea más rápido y divertido, y además podéis catar vuestras propias cervezas y compartir impresiones muy útiles a la hora de elaborar las siguientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s