Hace exactamente un mes que elaboré esta receta en un caluroso día de Junio… (y podéis ver ésa entrada pinchando aquí).

Debido al calor que hizo esos días, mi preocupación fue la temperatura de fermentación ya que el fermentador marcaba en torno a 30 grados (menos mal que esa ola no fue tan bestia como la de ahora…)

El caso es que ayer no pude esperar más y metí un tercio en la nevera para enfriar durante un par de horas (si ya sé que no ha pasado suficiente tiempo desde que embotellé), pero no podía esperar más. De hecho soy partidario de hacerlo, ya que así puedes comprobar si el lote al menos es bebible o si directamente lo tienes que tirar porque se ha contaminado o porque sencillamente la cerveza o la receta no ha salido bien!

Pues bien, tengo buenas noticias. Para mi sorpresa ha salido bien, de hecho muy bien. Para mi el sabor es perfecto, una IPA en toda regla, con el sabor muy marcado a lúpulo y buen cuerpo, amargor presente pero no muy pronunciado, agradable y seco.

El aroma a pesar de la cantidad de lúpulo que eché en el fermentador los últimos días, no me ha quedado tan pronunciado como esperaba, una pena.

La verdad es que he quedado muy contento, sobre todo porque dentro de un par de semanas estará aún mejor y ya podré repartir algunas botellas entre amigos y familiares 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s